Thursday, March 17, 2011

Mentalidad triunfadora del joven sensación

Javier "Chicharito" Hernández festejando en Old Trafford
www.manutd.com
Por Hugo Torres

La explosión de mexicanos en Europa estalló después del mundial de Alemania 2006 cuando un grupo de aztecas emigraron a esas tierras para buscar fortuna. Jugadores como Ricardo Osorio, Pavel Pardo, Andrés Guardado, Guillermo Franco y Carlos Salcido, se unieron a Rafael Márquez, Nery Castillo y Giovani Dos Santos, quienes ya jugaban en el Viejo Continente.

Poco después “brincaron el charco” Francisco Javier Rodríguez y los juveniles campeones del mundo en el 2005, Carlos Vela y Héctor Moreno.

Al concluir la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, siguió la “mata dando” con la exportación de Javier Hernández y los también campeones del 2005, Pablo Barrera y Efraín Juárez, aunque este último había jugado dos años con el Barcelona juvenil antes de regresar a Pumas en el 2008. También “perdíamos” de Europa a “Rafa” Márquez, Guillermo Franco, Ricardo Osorio y Nery Castillo. Pavel Pardo, quien hizo cosas importantes con el Stuttgart alemán –incluido un título de liga–, había regresado a México previo a ese mundial.

Otros aztecas que pisaron Europa fueron Aaron Galindo, Francisco Fonseca, Jared Borguetti, Miguel Layún, Antonio de Nigris, Cuauhtémoc Blanco, Luis Flores, Carlos Hermosillo, Luis García, Francisco Javier “Abuelo” Cruz, Gerardo Torrado y José Manuel de la Torre, entre otros.

Históricamente, sólo Hugo Sánchez, que jugó exitosamente en España en los ochentas y Rafael Márquez, que recién concluyó su etapa con el Barcelona, son los únicos mexicanos que podemos decir que han dejado huella profunda en Europa.

Sánchez jugó para el Atlético de Madrid y posteriormente para el Real Madrid, marcando toda una época con el club merengue donde logró infinidad de récords, incluyendo cinco Pichichis, como es llamado el campeonato de goleo en la Madre Patria.

Por su parte, “Rafa”, luego de militar con éxito por el Mónaco francés, donde levantó un título de liga, engrosó las filas del Barça donde consiguió consolidarse como un defensa central de elite mundial conquistando múltiples títulos, incluyendo la Champions League, algo que nunca consiguió Hugo.

El nuevo capítulo de la historia azteca parece estarse compilando en las piernas de Javier Hernández, por mucho, el jugador “europeo” de mayor calidad en la actualidad.

El “Chicharito” está “rompiendo” las competencias europeas con el Manchester United. El pasado martes logró su tercer ‘doblete” –primero en la Champions– en la victoria de 2-1 ante el Marsella francés para poner a su equipo en cuartos de final de la competencia europea más prestigiada del mundo.

Las actuaciones del “Chicharito” han metido en graves aprietos al técnico del ManU, Sir Alex Ferguson, ya que el joven tapatío está ganándose la titularidad en el ataque de los Diablos Rojos, mandando a la banca nada mas ni nada menos que al líder de goleo inglés, el búlgaro Dimitar Bervatov.

¿Pero, por qué el “Chicharito” ha sido capaz de volar tan alto a su temprana edad? La respuesta es fácil: Mentalidad ganadora.

El “Chicharito” es un joven dedicado, centrado, que ha llegado a donde se encuentra gracias a su gran mentalidad; tiene además una humildad muy rara en chicos de su edad, que al triunfar en el futbol, pierden el piso y caen en las garras de las tentaciones y del dinero.

Hernández es el primero en llegar y el último en irse de los entrenamientos. Cuando está en la cancha, no se achica y no tiene miedo de intentarlo todo. A pesar de que no es muy alto, él busca todas los balones y hasta ha logrado goles de cabeza en un futbol lleno de gigantes.

No cabe duda que el “Chicharito” nos volverá a dar las satisfacciones que un día nos dio Hugo, ¿y por qué no?, superar lo que hizo el Pentapichichi… Ya lo veremos.

Hugo Torres es columnista de futbol de La Estrella de Tucsón, semanario en español del diario estadounidense Arizona Daily Star. Contáctelo al e-mail: detacosypatadas@azstarnet.com o síguelo en twitter.com/detacosypatadas

No comments:

Post a Comment